Descubre la Tecnología SMART

La tecnología SMART es la abreviatura de Self-Monitoring, Analysis and Reporting Technology.

Esta tecnología SMART es hoy en día un estándar de la tecnología para monitorear y reportar las diferentes condiciones de falla en un disco duro de almacenamiento, ya sea por los daños causados o el desgaste normal de su funcionamiento.

La tecnología SMART tiene el propósito de que disminuya la posible pérdida de los datos del disco duro. También advierte de las diferentes condiciones, eso sí, no es un reemplazo a que se haga una planificación adecuada.

El software realiza un monitoreo sobre el estado en general de la confiabilidad de la unidad. La unidad SMART realiza el monitoreo en el rendimiento interno. Tanto de los medios, motores y el resto de componentes internos de la unidad del disco.

Realiza un análisis de rendimiento interno. Compara los niveles con los límites establecidos para la fiabilidad del disco. Son varios los factores importantes para monitorear una unidad SMART. Así, podremos evaluar el disco duro y evitar de esa manera una falla en el dispositivo, entre los mejores discos duros ssd no puede faltar la tecnología SMART.

Si necesitas más información sobre discos duro ssd puedes entrar en nuestra página principal para ver todas las características de los discos duro SSD.

¿Funcionamiento de la tecnología SMART?

Los fabricantes de discos duros empezaron a incorporar estas unidades desde hace un tiempo. Esto se ha hecho para detectar a tiempo problemas en los discos mediante un sistema de análisis y evaluación. El disco duro que tiene integrado, funciona con una serie de sensores. Estos sensores monitorean muchos aspectos de su rendimiento comprobando si realmente el comportamiento del disco es el correcto. Así, informa del estado al software que comprueba el disco a partir de ese informe.

De todas formas, no todo es perfecto. La unidad SMART no puede detectar todos los problemas o fallas inmediatas. Por ese motivo, se debe utilizar como un complemento o un servicio de asesoría.  No debe ser un sustituto de las copias de seguridad que debes realizar periódicamente de tus archivos.

La única forma de mantener la seguridad de los archivos es realizando las copias de seguridad pertinentes.

SMART sigue un principio, que lo problemas en los discos duros no suceden repentinamente. Son un proceso de degradación tanto de los componentes electrónicos como de los mecánicos. La tecnología que utiliza divide los fallos del disco en dos categorías. Las que son predecibles y las no predecibles.

Los fallos del sistema predecibles, son los que lentamente con el tiempo se pueden ir detectando por fallos graduales. La predicción de esos desgastes al ser graduales, se realiza por tiempos de demora, calentamientos y un seguimiento de los diferentes aspectos que con el uso evolucionan a peor. De esta manera, los cambios graduales se rastrean y es posible detectar los posibles fallos.

Por otro lado, los fallos impredecibles son aquellos que no se puede planificar ni monitorear, como desgaste del chip. Ocurren de manera inesperada.

Cada fabricante tiene características propias de monitoreo. Pero hay algunas básicas que prácticamente tienen todas y son las más comunes:

 

Parámetros de monitoreo

  • Altura de vuelo de la cabeza: es posible que se produzca un choque de cabeza si esta tiende a ir bajando su altura.
  • Aumento reasignando sectores: uno de los factores de que el disco comienza a tener fallos, es si se están reasignando sectores por los errores que detecta a nivel interno.
  • Error de ECC y contador de uso: una tendencia al alza de los errores en el variador, indica problemas internos. Estos, pueden causar el fallo del disco, incluso cuando se corrigen.
  • Tiempo de giro : un problema con el rotor del motor suele ser los cambios de tiempo en el giro de disco.
  • Temperatura: las variaciones de la temperatura son uno de los indicadores del fallo del disco en el motor.
  • Rendimiento de los datos: un indicador de problemas internos en el disco es si la transferencia del disco es cada vez más lenta. Hay una disminución de la velocidad.

Con las diferentes mediciones en los valores importantes, si esos atributos que se están monitoreando caen a unos rangos que no son aceptables, o si existe una tendencia negativa en alguna de las características, se registra una alerta que registra el estado SMART del disco duro, advirtiendo así de que es posible que exista un fallo en el disco.

Integración en los sistemas

Los principales fabricantes incorporan ya funciones SMART en todas las unidades. Además, los discos duros necesitan funciones que admitan esta tecnología y para verificar el estado de salud también necesitan software adecuados. La gran mayoría de los sistemas PC tienen ya BIOS para verificar el estado inteligente de las unidades. De todas formas, si la unidad no tiene incorporado SMART, es posible configurar e instalar software que verifiquen el estado SMART de la unidad.

OJO, el disco duro no muestra las alertas SMART, informa del estado. Se debe verificar de manera regular para que las características tengan algún valor lógico.

Y también importante destacar de nuevo que la tecnología SMART no es infalible. Es una herramienta muy útil que detecta muchos problemas, pero no todos los que surgen con tu disco duro. Es un buen indicador, de que si aparece algún dato o alarma es posible que pueda tener un problema la unidad, pero es posible que la unidad falle igualmente sin que haya detectado ningún fallo en el sistema. Como hemos dicho anteriormente, no reemplaza que realices copias de seguridad o que mantengas los cuidados adecuados del disco duro.

Eso sí, si detecta alguna alerta SMART utilizando el disco, deja de usarlo. Ponte en contacto con el departamento técnico de soporte de la unidad y sigue sus indicaciones. Una alerta SMART a veces es suficiente para declarar defectuoso el disco y deberá ser reemplazado. En otras ocasiones, bastará con seguir otros pasos, pero no ignores la alerta.

Para una mayor información puedes visitar este enlace de wikipedia.